LA VERDAD

“Quien no conoce la verdad, es un infeliz.
Pero quien conociéndola no la defiende, es un delincuente”. Bertolt Brecha Los irracionales y sicorígidos, solo aceptan como “verdades” sus dogmáticas opiniones o sus prefabricadas mentiras, siempre revistadas del egocéntrico, no menos egoísta, cálculo político, asi actúa el fanático partidista.

jueves, 8 de enero de 2009

LA PAGINA DE CHEO

LA PÁGINA DE CHEO

Por Carlos E, Rodríguez Pardo

Hace ya unos añitos en un periódico de mayor circulación, en los tiempos en que la internet era un concepto y los emails un sueño, un caricaturista y periodista se inventó un agudo concepto de crítica constructiva bajo el nombre de “La Página de Cheo” en esta página se castigaba inmisericordemente al sinvergüenza, al indolente, al corrupto, al criminal y al abusador por nombrar tan solo algunos adjetivos y este tratamiento de electrochoque periodístico se convirtió en la quimera de los funcionarios públicos corruptos y de algunos entes privados también, nadie quería aparecer en la página de Cheo. Con el nuevo siglo y el despertar del mundo a la cibernética surgió la internet y un nuevo concepto de la otrora famosa “Página de Cheo”, ahora no lleva específicamente ese nombre pero su autor si se llama Cheo, Cheo Cruz y se caracteriza por de una manera personalísima decir las verdades a todos en la cara, es odiado y querido por las mismas personas porque el estado de ánimo de la gente hacia él es cíclico, cuando habla bien de alguien esa persona lo llama justo y veraz, pero si descubre cualquier falla en la integridad de ese mismo sujeto lo dice a los cuatro vientos sin pena y a veces sin vergüenza, y entonces claro cambia el ciclo y Cheo Cruz se convierte en un charlatán y embustero, ¡qué lindo es así, el halago es bienvenido pero la crítica es maldita! Pero a Dios gracias Cheo tiene el cuero duro y el verbo fácil lo que lo hace un hueso duro de roer.

Últimamente en su página ha hecho declaraciones sobre los problemas en Carolina, en especial los extraños manejos en la Oficina Municipal de Permisos Urbanísticos de este Municipio Autónomo, OMPU como se le conoce por sus siglas. Esta dependencia municipal a juicio de muchos se ha convertido en una olla de grillos, los Permisos de Uso y Construcción se otorgan en mi opinión por capricho, pero otros más radicales y menos pragmáticos dicen que es por soborno y extorsión y que ahora ellos pueden hablar porque el panorama cambió de color, ojalá todos hablen para sí existió el pecado que exista también la penitencia. A este servidor algunos comerciantes le han comentado sobre un inspector de OMPU que les solicitó dinero a cambio del Permiso de Uso incluso me proveyeron el nombre, pero como no me consta a mí de propio y personal conocimiento no puedo tomarme libertades que no me corresponden, por lo que simplemente se lo comuniqué al licenciado Enrique Rodríguez Rodríguez Asesor Legal del Municipio de Carolina para que investigara, y lo hice porque estoy obligado por civismo y por ley a denunciar cualquier situación que pueda constituir delito. En otra ocasión me comuniqué con el mismo licenciado Rodríguez con el propósito de informarle que una vecina comerciante le había comunicado a un ejecutivo de mi empresa de hecho a mi mano derecha el Sr. Orlando Mercado Méndez , que había recibido una llamada inquietante de un funcionario municipal de Carolina y que este que le había preguntado si ella estaría dispuesta a vender su propiedad y al ella expresarle que no porque tenía pensado construir en un futuro cercano, el supuesto funcionario del cual también se nos proveyó con su nombre y apellidos, le había entonces indicado que los permisos de construcción eran difíciles de conseguir, me pareció tanto a mí como a ella que esta aseveración encerraba un mensaje subliminal y yo entendía que de ser cierta la actitud de este oficial municipal esta constituía una forma de coartar los derechos de la comerciante y acudí a él para denunciar la situación, el licenciado Rodríguez citó la señora a su oficina y como resultado de esta entrevista me envió una carta que en esencia decía que después de entrevistarse con la señora comerciante ella le había indicado que no me había dado autorización para comunicarme con él, de inmediato le respondí que ella ni me lo autorizó ni me lo desautorizó tampoco por lo tanto como yo creía que era una actitud ilegal lo había expuesto ante su consideración como abogado del Municipio porque era la única gestión que podía hacer ya que no tenía permiso expreso de la perjudicada, si lo hubiese tenido créanme que hubiese radicado una querella a la policía porque quien denuncia un posible delito debe ser protegido, no perseguido ni criticado; no supe más de ese caso, pero tengo la prueba del epistolario cursado.

Otro caso, este sí me consta de propio y personal conocimiento es cuando hace poco más de un año cuando tramitaba un permiso de construcción en el Municipio de Carolina se le dijo a mi representante ante esta entidad gubernamental (entiéndase OMPU y Oficina de Planificación) que todo estaba listo para otorgarme el permiso, que solo tenía que presentar un cheque certificado a nombre del Municipio por los arbitrios de construcción que eran $ 8.00 por pie cuadrado de construcción mas $ 200.00. La cifra me pareció un poco alta y acordamos la persona que yo había puesto a cargo de la tramitación y yo presentar el cheque al Señor Alcalde el fenecido José E. Aponte de la Torre ya que era una cantidad que sobrepasaba con creces los $60,000.00 y demostraba que la empresa privada invertía en el futuro de Carolina bajo su dirección; cuando nuestro representante entregó el cheque al Honorable Alcalde su grito de sorpresa se dejó sentir en el área de oficinas, ¿Qué piensan construir un condominio? Esto es mucho dinero exclamó y ordenó una investigación que tuvo como resultados ¡Upss, un error! La cantidad correcta a pagarse era poco más de $ 200.00, aún espero para pagarla porque no solo nuestro permiso no salió, sino que le surgieron de momento un sin número de fallas e insuficiencias de documentos, se me han solicitado endosos de agencias que ni siquiera sabía que existía o al menos que no estaban relacionadas con una reconstrucción de una estructura existente y una pequeña estructura adicional en un área que ya había sido impactada con diversas edificaciones entre ellas una concretera que ha sido determinado ya que viola el Clean Water Act y el Clean Air Act, pero de este embeleco ya nos encargaremos en el foro federal, no quiero espantar las moscas del excremento ahora.

No es culpa de Cheo Cruz que su página elfaropr.com haya sido rebautizada por designio popular como la Página de Cheo, el no usa un pseudónimo, el firma sus artículos con su nombre de cara al sol como decía el apóstol José Martí. Yo admiro actitudes, no personas, cuando he tenido que criticarlo lo he hecho abierta y directamente, utilizando este mismo medio y él no ha censurado mis críticas al contrario las ha publicado integras, como fueron escritas porque sabe que solo el mediocre y el falso le teme a la crítica, todos cometemos errores uno los reconocen y otros los ignoran, yo quiero andar con el que reconoce sus errores se sacude el polvo de su ropa y continua su camino por la vida sabiendo un poco más, desconfío del que no comete errores porque hijo de Dios no es, es hijo de otra Creación.

Hace un tiempo, y voy a narrar estos hechos porque para mí comprueban que algo extraño o al menos poco usual ha estado ocurriendo en Carolina con sus finanzas. A raíz de la instalación de las nuevas luces del Parque Roberto Clemente AA en Villa Carolina se me ocurrió pedir una cotización para un parque de baseball de las mismas dimensiones en Rio Grande, ya que se me habían ofrecido unos terrenos y pensé que Rio Grande necesitaba un parque mejor que el que tenía ya que su fanaticada respaldaba el deporte especialmente a sus Guerrilleros del equipo AA, me comunique con el representante de Musco Lighting el Sr. Julio Torres y su cotización con instalación era por una tercera parte de lo pagado por el Municipio de Carolina y aun guardo los documentos porque me sirven de experiencias sobre la conducta humana o el poco conocido Código del Embeleco.

Tal vez alguna vez me decida a pedir una investigación de la legislatura sobre los permisos y la oficina de OMPU en Carolina y por este medio le solicito a todos los que tengan un caso donde le hayan solicitado dinero por un permiso que nos escriban, que se unan, tenemos la oportunidad ahora de denunciar esta debacle para que no se repita en otros inocentes, como dice el refrán “no te quejes si no te quejas”, vamos a poner en la Página de Cheo cibernética a los que merecen estar ahí, que viajen el mundo con su lodo.

Le pido al Señor que derrame sus bendiciones sobre todos ustedes en este año 2009.
Carlos E. Rodríguez Pardo
info@celestiumpr.com