LA VERDAD

“Quien no conoce la verdad, es un infeliz.

Pero quien conociéndola no la defiende, es un delincuente”. Bertolt Brecha Los irracionales y sicorígidos, solo aceptan como “verdades” sus dogmáticas opiniones o sus prefabricadas mentiras, siempre revistadas del egocéntrico, no menos egoísta, cálculo político, asi actúa el fanático partidista.

viernes, 19 de mayo de 2017

PORQUE LA CRISIS FISCAL Y MORAL DE PUERTO RICO

Por José Cheo Cruz
No me cabe duda que uno de los mayores problemas que tenemos en Puerto Rico hoy, es el lastre fragmentario que ha arrastrado nuestra sociedad durante tanto tiempo, por décadas, que sin duda ha logrado crear una mentalidad tan individualista en casi todas las áreas con influencias o capacidad de decisión, que se ha constituido en muchas islas. Eso ha dado paso a una especie de Archipiélago en Borinquén. Esas contradicciones existentes dentro de los diferentes sectores del país, sean políticos, económicos, sindicales, profesionales, deportivos, religiosos etc., se debe desgraciadamente al germen de la disgregación, o al afán del protagonismo y en muchos casos de llenarse sus bolsillos y a los demás que se los lleve el mismo diablo.

Hoy en día en Puerto Rico se hace difícil que se acepten los unos a los otros. Los funcionarios gubernamentales del PNP hoy y del PPD ayer quisieran que la oposición se expresara y actuase como a ellos les conviene. La oposición quisiera que los funcionarios gubernamentales fueran los que ellos quieren y actuasen como ellos prefieren. Pero igual ocurre en la mayoría de los sectores, como dentro de las mismas agrupaciones, sin muchas excepciones por eso cada quien por ejemplo en la religión alán cada uno para su lado y cada uno construye, o alquila un local y forma su propia iglesia con sus propios criterios y todos son dueños de la verdad.

De manera que hemos desarrollado un grado tal de desconfianza, que cada quien juzga por sus propias condiciones. Casi nadie confía en los otros, porque entienden que los otros tampoco confían en ellos. Dicen que caminan hacia el mismo destino, pero prefieren hacerlo por rutas diferentes, todos son la iglesia verdadera, pero todos son comercios, se llenan sus bolsillos se hacen ricos y ahora la modalidad de políticos fracasados disfrazados de ovejas como los hay en Rio Grande se convierten en supuestos pastores y forman emporios, empresas etc., , también todos son los partidos verdaderos y con todos seguimos paralizados en el mismo lugar y seguimos todos tropezando con la misma piedra que terminamos abrazándola y queriendo la jodida piedra con que chocamos y tropezamos.

Se puede presumir que eso ocurre, por existir mentalidad de archipiélago y no de continente. Y por más esfuerzos que se intenten, mientras sus análisis se sustenten desde el punto de vista del individualismo, del oportunismo , de que me interesa a mí, por ejemplo te utilizan para que les de gloria y se creen que somos bobos, no se crean que me han cogido de bobo se cuando me coge de bobo, cuando me están utilizando, pero me hago el loco, no soy un bruto con privilegio se lo que pasa a mi alrededor cuando esa capacidad se me acabe sé que mi hija Martha me sacara de todo esto y se acaba la cogida de bobo que me dan y eso mismo está arraigado profundamente en parte importante de la cúpula nacional, no habrá resultados positivos.

Solo con sentido comunitario y humanista, podría abrírsele paso al entendimiento. Pero lamentablemente ellas escasean en estos tiempos. Y lo peor de todo es que se hace difícil, a partir de cierto nivel. Porque además de ser un asunto de toma de conciencia, forman parte de la educación, fundamentalmente en la infancia. Comenzando en las familias, escuelas, universidades, centros de trabajo y en cada una de las actividades humanas.

Esas actitudes que tanta falta hacen, no es solo saber en qué consisten ni llamarse así, sino que hay que inclinarse espontáneamente hacia ellas. Borrar todo lo que signifique egoísmo e individualismo. Darle vigor y convertirlos en realidad. No esperar a que el otro los practique. Practicarlo todos. Especialmente, cuando existe conciencia de su valor, y, sobre todo, cuando se comprende que se eleva al máximo, en la medida que se es capaz de sacrificar las propias preferencias para lograr lo que resultaría en provecho de la nación en otras palabras del bien común.

Aparte de los escándalos de corrupción de Héctor O.neil, en Guaynabo de Ángel Boris González en Rio Grande, de las riquezas a vapor de un senador trilili como Eric Correa Rivera, que consume la Isla del cordero, están en agenda varios proyectos importantes para el fortalecimiento de nuestra débil institucionalidad democrática. Parte de los Tribunales de Justicia, leyes de partidos, un plebiscito sin sentido que no dará ningún cambio y, así como otros asuntos de vital importancia para la institucionalidad democrática y el desarrollo económico cuando estamos en quiebra por gentuza que nos han gobernado donde ellos viven muy bien y el pueblo se come un cable sin pelar de alta tensión de la Autoridad de Energía Eléctrica.


Para conversar y dialogar, sobre todo, cuando está de por medio el país, al cual se deben todos los sectores y dirigentes, incluyendo al gobierno, los partidos de oposición, especialmente los que cuentan representación nacional, las cúpulas empresariales y otros de importancia, no deberían poner condiciones. Para lograr entendimientos, transparentes, solo hacen falta voluntad, decisión, sentido comunitario y humanista. Ojalá que la sensatez se imponga. Pero también, que la ley actúe contra los corruptos, el robarle al pueblo sí que paga, deja beneficios y si no me creen pregúntenle a Thomas Rivera Schatz, a Eric Correa, si usted es de su anillo panacea, si usted es su amigo y adulador sobre todo usted vive bien anda en carros de lujo y come culibiacas y mariscos caros y si no cambiamos esto, Puerto Rico se hunde definitivamente y nos dejaran los gringos sin remo en el medio del mar de esa filosofía de vida está plagada la Isla del Encanto, Puerto Rico..